“Mi música es mi bandera”, un montaje espectacular que rindió homenaje a la patria al ritmo de merengue en el Teatro Nacional

Miriam Cruz, Sergio Vargas, Jandy Ventura, Fefita La Grande y Cristian Allexis, cinco voces que honran la canción dominicana, derrocharon su talento y carisma en la más alta exaltación del orgullo patriótico que se realizó este 27 de febrero en el Teatro Nacional “Eduardo Brito”, de la mano del Instituto Duartiano.

“En el Corazón de Quisqueya: Mi Música es mi Bandera” se alzó como un espectáculo único e inolvidable bajo la producción artística del multipremiado productor Chiqui Haddad y la dirección musical del maestro Henry Jiménez.

Al dar la bienvenida al público que llenó la sala más importante del arte y la cultura dominicana, en ocasión del nacimiento de Duarte y el nacimiento de la República, el doctor Wilson Gómez Ramírez, director del Instituto Duartiano, expresó que: “Para nosotros será siempre un honor que ustedes asuman la música nacional como parte esencial de la patria”.

Este espectáculo, que contó con el apoyo invaluable de la Presidencia de la República, el Banco de Reservas, así como del Grupo RICA, Junta Central Electoral y la Cámara de Diputados, tiene la motivación de entretenimiento y la formación patriótica, y podrá llegar a otras regiones del país y al exterior también.

Sin duda, se trató de una fiesta llena de luces y sonido completo, que además de entretención fue un desborde de dominicanidad, donde el público y los artistas mostraron su emoción de participar en este canto nacional.

Aproximadamente a las 9:05 de la noche, subió el telón que dio paso a un video introductorio que narraba un poco sobre lo que es la Isla de Santo Domingo, posterior a esto entró al escenario Cristian Allexis interpretando “Dominicanisímo” acompañado de 12 bailarines.

La entrada de Jandy Ventura al escenario conmovió parte del público cuando se presentó en la gran pantalla al fondo del escenario, un video de su padre, “El caballo mayor” Jhonny Ventura, en el que expresaba que el merengue es la música de la República Dominicana. Con el tema “Si vuelvo a nacer, vuelvo a ser dominicano” Jandy entró en contacto con los sentimientos de la gente mientras hacia un dúo virtual con su fallecido padre a través de la pantalla.

Antes de la salida de Fefita la Grande, se llevó a cabo un homenaje a las mujeres de febrero con una bailarina que iba interpretando el texto.

La sala principal del Teatro se llenó de euforia cuando hizo salió al escenario “La Vieja Fefa” interpretando su canción “Qué cosa más buena”, en varias ocasiones la artista destacó varias veces lo orgullosa que estaba de haber nacido en Quisqueya.

También, Sergio Vargas hizo que el público en grande una vez más con sus merengues, entre ellos La quiero a morir” seguido de un popurrí de sus éxitos. “¡Que viva República Dominicana, que viva la patria de Duarte, de Sánchez, de Mella!” expresó Vargas en medio de su interpretación.

Miriam Cruz fue la última en salir al escenario en medio de 12 bailarinas con vestimentas de los colores de la bandera nacional. A capela, la merenguera entonó las letras de la canción “Dominicano soy” seguido de sus temas más exitosos, como “La loba” y “La carnada” que llenaron de entusiasmo al público.

Con este espectáculo, el Instituto Duartiano cerró por todo lo alto las actividades patrióticas, en el marco de la conmemoración del 210 aniversario del nacimiento de Juan Pablo Duarte y el 179 de la Independencia Nacional.

Sin duda, el público vibró con este compendio de música, patriotismo y formidables recursos escénicos creados por Hadad.

El magno evento contó con un vestuario diseñado por José Alexis Vásquez, el guion de la escritora Handry Santana y la coreografía de Víctor Osvaldo y Chiqui Haddad. Además, agregaron encanto los bailarines de DNI DANCER STUDIO, quienes conformaron parte de un magnífico equipo que entregó su talento a este espectáculo.

 

0Shares
Go to TOP