Ponen en subasta servilleta donde se firmó el primer contrato de Messi con el Barcelona

La servilleta en la que se firmó el primer contrato de Lionel Messi con el Barcelona de España sale a subasta este miércoles en Londres con un precio de salida de 300.000 libras (348.000 euros).

La servilleta, que data de diciembre del 2000, cuando Messi tenía apenas 13 años, supone el compromiso de un contrato con el Barcelona y estaba firmada en bolígrafo azul por Carles Rexach, por entonces director deportivo del «Barsa».

Esta pieza, en poder del agente argentino Horacio Gaggioli, será ofrecida en una subasta online por la casa Bonhams, que ha exhibido la misma en los últimos meses en París, Nueva York y Londres.

La subasta se extenderá desde este 8 de mayo hasta el próximo 17 de mayo.

El contrato con el FC Barcelona en 2000 cambió la historia del club catalán y también del propio Messi, que se ha convertido en uno de los mejores jugadores de todos los tiempos, con numerosos títulos con el Barcelona y la selección argentina, como la Copa América y el Mundial de Fútbol de Catar, así como ocho Balones de Oro.

«En Barcelona, a 14 de diciembre del 2000 y en presencia de los Srs. Minguella y Horacio, Carles Rexach, secretario técnico del FC Barcelona, se compromete bajo su responsabilidad y a pesar de algunas opiniones en contra a fichar al jugador Lionel Messi siempre y cuando nos mantengamos en las cantidades acordadas», dice la servilleta.

El vínculo de Messi con el Barcelona comenzó con la firma de un acuerdo escrito en una servilleta de restaurante

Messi viajó junto a su padre en aquel entonces desde Rosario a Barcelona con la promesa de que el club catalán cubriría su costoso tratamiento de crecimiento.

Anteriormente, «Leo» se desempeñaba en las inferiores de Newell’s y había también formado parte de una prueba en River Plate, donde quedó pero el club de Núñez no quiso hacerse cargo de dicho tratamiento.

La servilleta nunca estuvo en el museo del Barcelona

La famosa servilleta fue firmada durante un almuerzo en el restaurante La Reial Societat de Tennis Pompeia de Montjuïc y, desde ese momento, fue resguardada en una caja fuerte por Gaggioli, quien la ofreció para ser subastada, a pesar que su idea, en un principio, era distinta.

La servilleta nunca llegó a formar parte del museo del Barcelona, más allá de que el propio Gaggioli consideraba apropiado entregársela al club español para que se luzca en la sala que le dedica exclusivamente a la historia de Messi. «Creo que debería estar allí, en un lugar preferencial junto a los Balones de Oro de Messi, ya que ese papelito es el que le cambió la historia contemporánea al club», dijo hace unos años Gaggioli.

Sin embargo, el representante nunca logró llegar a un acuerdo con el Barcelona para que la pieza cambie de dueño y, en caso de querer quedarse con ella, el Barcelona deberá participar como un ofertador más en la subasta a celebrarse en marzo.

 

_____

iProfesional

0Shares
Go to TOP