Travel

Colombia extradita a EEUU a conocido líder de cartel de drogas

El jefe de la notoria organización colombiana de narcotraficantes conocida como el “Clan del Golfo” ha sido extraditado a Estados Unidos para enfrentar a cargos de tráfico de drogas y de dirigir una empresa delictiva.

Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, está considerado por las autoridades colombianas y estadounidenses el narcotraficante más peligroso del mundo.

Según los documentos judiciales, entre junio de 2003 y octubre de 2021 Úsuga dirigió una organización delictiva encargada de exportar varias toneladas de cocaína desde Colombia a México y Centroamérica para su posterior entrada en Estados Unidos.

También es responsable del desplazamiento forzado de comunidades, de múltiples homicidios de civiles, miembros de la fuerza pública colombiana y militares, de abuso de menores y del reclutamiento ilegal, dijo el director general de la Policía Nacional de Colombia, Jorge Luis Vargas, en su cuenta de Twitter.

Úsuga, quien fue enviado a Estados Unidos el miércoles, enfrenta varios cargos de narcotráfico en tribunales de distrito de Nueva York y la Florida.

Antes de la detención de Úsuga, el Departamento de Estado ofreció $5 millones por información que condujera a su detención o condena. En Colombia, el gobierno ofreció una recompensa de $800.000 por información sobre su paradero.

Según el Departamento de Justicia, el Cartel del Golfo es una de las organizaciones delictivas más violentas y poderosas de Colombia y uno de los mayores distribuidores de cocaína del mundo.

Anne Milgram, directora de la DEA, dijo en una conferencia de prensa el jueves que entre 2003 y 2021 el Cartel del Golfo intentó importar más de 90,000 kilogramos de cocaína a Estados Unidos, con un valor estimado en la calle de más de $2,000 millones.

Después de la extradición de Úsuga, el Cartel del Golfo declaró un paro armado en tres provincias de Colombia, que se saldó con el cierre de negocios y la quema de varios vehículos.

La extradición de Úsuga se aprobó mediante el decreto presidencial, después de que el Consejo de Estado colombiano denegara un recurso de varias víctimas de sus presuntos delitos, quienes deseaban verlo juzgado en un tribunal colombiano.

El presidente colombiano, Iván Duque, dijo en una conferencia de prensa que, una vez que Úsuga cumpla sus condenas en Estados Unidos, regresará para ser juzgado por los delitos que cometió en Colombia.

Úsuga fue capturado por las autoridades colombianas el 23 de octubre en una zona rural de la región noroccidental de Urabá, en la provincia de Antioquia, cerca de la frontera entre Colombia y Panamá. Durante años, eludió su captura moviéndose periódicamente por una red de casas de seguridad rurales y absteniéndose de usar un teléfono móvil, confiando en cambio en mensajeros para comunicarse.

En el momento de su detención, el presunto líder del cartel se enfrentaba a al menos 122 cargos por tráfico de drogas, asociación ilícita, asesinato y blanqueo de capitales, de acuerdo con la Fiscalía General de Colombia.

Úsuga compareció ante el tribunal federal de Brooklyn el jueves por la tarde. Se declaró inocente y permanecerá en prisión preventiva debido a su “peligrosidad” y “alto riesgo” de fuga, dijo un juez federal.

______

El Nuevo Herald

0Shares
Go to TOP