América Latina será una de las regiones más afectadas por el calentamiento global

LAS PEORES sequías en 50 años en el sur de la Amazonia y el récord de huracanes e inundaciones en Centroamérica durante 2020 son la nueva normalidad que espera a América Latina, según dio a conocer este martes el nuevo Reporte del Estado del Clima en América Latina y El Caribe 2020 de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

La investigación señala que “el cambio climático y el clima extremo están amenazando la salud y la seguridad humanas, la seguridad alimentaria, hídrica y energética y el medio ambiente en América Latina y el Caribe.

Los impactos abarcan toda la región, incluidos los picos andinos, las poderosas cuencas fluviales y las islas bajas”, según el informe.

El “Estado del Clima en América Latina y el Caribe 2020” proporciona una instantánea de los efectos del aumento de las temperaturas, los patrones de precipitación cambiantes, las tormentas y el retroceso de los glaciares. Incluye análisis transfronterizos, como la sequía del Pantanal sudamericano y la intensa temporada de huracanes en Centroamérica-Caribe. Proporciona un desglose regional detallado del empeoramiento de los indicadores mundiales de cambio climático.

También señala que los eventos relacionados con el clima y sus impactos cobraron más de 312.000 vidas en América Latina y el Caribe y afectaron a más de 277 millones de personas entre 1998 y 2020.

No te pierdas: Cambio climático tiene su periodo más cálido en 2,000 años; efectos durarán milenios

“América Latina y el Caribe (ALC) es una de las regiones más desafiadas por eventos hidrometeorológicos extremos. Esto se destacó en 2020 por la muerte y devastación por el huracán Eta e Iota en Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica, y la intensa sequía y la inusual temporada de incendios en la región del Pantanal de Brasil, Bolivia, Paraguay y Argentina. Los impactos notables incluyeron escasez de agua y energía, pérdidas agrícolas, desplazamientos y salud y seguridad comprometidas, todo lo cual agrava los desafíos de la pandemia COVID-19”, dijo el Secretario General de la OMM, Petteri Taalas.

“Con casi la mitad de su superficie cubierta de bosques, América Latina y el Caribe representa alrededor del 57 por ciento de los bosques primarios restantes del mundo, almacenando aproximadamente 104 gigatoneladas de carbono. Los incendios y la deforestación están amenazando ahora uno de los sumideros de carbono más grandes del mundo, con repercusiones de largo alcance y duraderas”, dijo.

Por su parte, Mami Mizutori, representante especial del Secretario General para la Reducción del Riesgo de Desastres y Jefa de la UNDRR, dijo: “Como deja claro el informe, el cambio climático está afectando los medios de vida en la región de ALC y aumentando el riesgo de desastres.

El enfoque integral de gestión climática y de riesgos, promovido por la UNDRR, apoya a los gobiernos y las comunidades a reducir, evitar y minimizar los riesgos climáticos actuales y futuros.

La información precisa y accesible es crucial para la toma de decisiones informadas sobre el riesgo, y el ‘Estado del Clima en América Latina y el Caribe’ es una herramienta vital en nuestra batalla por un mundo más seguro y resiliente”.

_______

Newsweek

0Shares