miércoles, junio 19, 2024
spot_img

Al menos ocho personas mueren atropelladas frente a un centro de migrantes en Texas

Share

Al menos ocho personas murieron, entre ellas migrantes, y otras diez resultaron heridas el domingo tras ser embestidas por un vehículo en la ciudad de Brownsville, Texas, en la frontera estadounidense con México, frente a un centro de acogida.

Las fuerzas de seguridad informaron que, por el momento, el incidente era tratado como accidente, aunque un testigo dijo a la AFP que el conductor había gritado insultos al grupo antes de acelerar.

«Recibimos una llamada por una camioneta gris que se pasó una luz roja y atropelló a varias personas. Confirmamos que hay siete personas que fallecieron y otras que han ido al hospital», dijo a la AFP el portavoz de la policía de la ciudad de Brownsville, Martín Sandoval.

Los medios locales informaron después que una persona murió también en un hospital, por lo que de momento el número de fallecidos es de ocho.

El oficial comentó a la prensa que las personas estaban esperando en una parada de autobús cuando fueron arrolladas.

«Tenemos que son casi como diez (heridos) pero puede haber más. El chofer del vehículo lo tenemos detenido, está bajo arresto, pero lo tenemos en el hospital porque él también recibió varias heridas», agregó Sandoval. Detalló que algunas de las personas fallecidas eran migrantes y que se trabaja con la patrulla fronteriza para tener más detalles de sus ingresos.

El conductor del vehículo será procesado por conducción peligrosa, pero podría ser objeto de otros cargos, según la policía.

– «De repente» –

«Fue de repente. Una señora pasó en un carro y nos avisa que nos apartemos y nos apartamos. Fue en cuestión de momentos. El asesino (sic) venía en el carro señalándonos, insultándonos, diciéndonos cosas como ‘motherfucker’ (hijo de puta), no sé, cosas así que no entiendo», contó a la AFP Luis Herrera, venezolano de 36 años que estaba en el lugar y resultó herido en un brazo.

«Le dio todo el volumen (velocidad) al carro y a mí me pasó por un lado nada más», sostuvo señalando su brazo.

«No estamos diciendo que es intencional. Por ahora lo estamos tratando como un accidente», aseguró por su parte el oficial Sandoval. La policía dará más detalles en una próxima conferencia de prensa.

El incidente tuvo lugar cuando el gobierno de Estados Unidos se prepara para el levantamiento de una medida sanitaria conocida como «Título 42», que por la pandemia de covid-19 ha permitido a los agentes de la patrulla fronteriza deportar o rechazar a los migrantes sin siquiera aceptar sus solicitudes de asilo.

El inminente vencimiento de esta norma hace que las autoridades teman un aumento en el número de migrantes que ingresan ilegalmente por el sur de Estados Unidos.

El centro de Brownswille registró en las últimas semanas una importante presencia de migrantes, que son liberados allí luego de entregarse a la patrulla fronteriza.

El recinto de acogida para personas sin hogar frente al cual ocurrió el incidente recibe a migrantes debido a «la afluencia actual» de personas que cruzan la frontera desde México, explicó Sandoval.

Las víctimas se encontraban en un grupo de unas 25 personas que esperaban en una parada de autobús, según Víctor Maldonado, director ejecutivo del Centro Ozanam, un refugio para personas sin hogar al otro lado de la calle del accidente.

El grupo, que según Maldonado era compuesto únicamente por venezolanos, acababa de desayunar en las instalaciones. Describió una escena espeluznante, con partes de cuerpos a lo largo de la calle. Los testigos estaban «realmente conmocionados», dijo Maldonado a la AFP. «Fue bastante intenso», agregó.

El centro para personas sin hogar está abierto las 24 horas del día, explicó Maldonado. Comentó que alojan a personas que vienen migrando desde Chile, Colombia, Ecuador, China, Ucrania y Venezuela.

El legislador de Texas Vicente González, un demócrata cuyo distrito incluye a Brownsville, afirmó en Twitter que estaba «rezando por todos los involucrados en este horrible incidente».

Este hecho se produce un día después de que un hombre matara al menos a ocho personas en un centro comercial, también en Texas, en el tiroteo masivo más reciente que sacudió al país.

0Shares

Read more

Local News